Mujer

Cubriste con parches cada herida
convertiste tus huesos en trapo
lunares zurcidos,
pelo de lana
ojos de felpa

despertaste mortal
y de tu cuerpo cicatriz, se rebeló la vida

Nació un colibrí azul en tu garganta
y crecieron astros en tus manos
astros en tus dedos
astros en tus huesos

Se forjó un acueducto de rubíes en tu espalda
Y con tus córneas inmensas
cuidas
el tesoro de una vida
vivida y rasgada
por cada adversidad

De tu pecho
brotan camelias doradas
y por tu espina dorsal
sube la espuma espesa
de esperanza

Tus costillas carcelan mares,
bancos de ballenas
custodian los cuentos de tantos destierros
y rompen tus lágrimas forjadas en hierro

y allí, en la orilla…
Fuiste hiedra
más dura que las piedras
Has explotado en mujer
y hoy respiras en todos los pavimentos

-Has venido para quedarte-

copy2

Advertisements

Grr

Como el clavo al arañar el nervio de la roca; así ha sonado el grito.

Past

Te miro y veo un vínculo roto.
Tenía el pecho tan gigante como vacío.
Son tiempos oscuros que ahora recuerdo con nostalgia
y es tanto pasado en el que me habría gustado estar presente…
Invoco ojos de tiempo y veo
que no vi los diamantes sino el carbón.
Que no bailé con las luciérnagas pues las vi brillar después de que se apagaran.

Gota, Gota

La lluvia grita,
más alto que mis pensamientos.
Y aunque mi piel
es impermeable
y las gotas no se llevan mis conflictos,
cuando la lluvia tamborilea sobre el asfalto
todas las voces se callan,
y en mi cabeza,
sólo hay silencio.